Comida para llevar: un día de campo en la oficina 1


Lunchera para picnic

Navegando por la red me encontré con esta maravilla: La valija “verde”, una especie de lunchera para adultos cansados de almorzar rodeados de edificios y tráfico.

Ideal para regalarle a una pareja, un amigo o familiar que tiene que batallar día a día en un trabajo alejado de la naturaleza. A continuación traducimos cómo armar esta especie de kit de comida sorpresa, ideal para esos días complicados de oficina en los que quisiéramos estar en otro lado.

Vamos a necesitar:
Un maletín, sugerimos los  de plástico moldeado con manija
2. trozo de césped sintético cortado a la medida de la valija
3. adhesivo en spray
4. bolsa de hielo fino, de esas que te dan con las vacunas o la insulina
5. alguna escena de la vida silvestre impresa del tamaño de la valija
6. cubiertos
7. una servilleta
8. un tradicional plato de estilo picnic por  amor a la nostalgia con algunos pedazos de comida deliciosa

lunchera para picnic paso a paso

Procedimiento

1. Una vez que hayas encontrado la valija adecuada, medir las dimensiones de su interior, en base a esto vamos a poder conseguir el césped y la lámina con las medidas correctas.

2. Conseguir el trozo de césped, los venden en casas especializadas en alfombras y también en lugares como Easy o The Home Depot. Pegar el trozo en el piso de la valija.

lunchera refrigerante

3. Conseguí una lámina o hacé un dibujo de algún espacio natural, una fotografía ampliada también servirá. Pegala en la parte superior de la valija, preferentemente de uno de los bolsillos, así después podés colocar el refrigerante en él y “ocultarlo” con la lámina

4. Tené la precaución de dejar la valija abierta en un lugar aireado, así se evaporan los olores del pegamento y del césped sintético nuevo. Esto podría demorar algún tiempo, pero vale la pena si no querés que el almuerzo huela a sintético

5. La/ las bolsa/s de hielo orefrigerante ponelas en algunos de los bolsillos antes de guardar la comida, así se conserva mejor. No sugerimos guardar comida que pueda ver alterada la cadena de frío como: yogurt, productos congelados, etc. Les recomendamos empacar el almuerzo o merienda en bolsitas del estilo ziploc para evitar sorpresas. Yo empacaría el plato, cubiertos y la servilleta en una, el sandwich, tarta o empanada en otra y en una tercera la fruta o el postre.

No les parece una idea genial??????? Gracias Page Russell por tener tan brillante idea!


Acerca de Cin

Sra d 40, aunque parezca d 30. Mi secreto: cocinar, reír fuerte, conectar y soñar despierta. Asesoro a emprendedores sobre redes sociales y blogging. Acá juego :-)


Qué andás pensando? Te gustó el post? Contame

Una idea sobre “Comida para llevar: un día de campo en la oficina