Latas de conserva: desde que las compramos hasta que las tiramos 1


A la hora de comprar latas de conservaconservas en lata:

  • Fijate que la lata no esté abollada ni hinchada.
  • Comprobá el vencimiento
  • Si querés probar una marca nueva comprá una sola, por más barata que esté. A veces los productos más baratos son de mala calidad y terminás por tirar la mitad del contenido.
  • Anotá las marcas que probaste y no te gustaron, casi siempre la mano va hacia lo que el ojo recuerda: “este lo compré la otra vez”. Te resultó, no te resultó… eso no recuerda el ojo.

A la hora de utilizar

  • Lavá bien la lata con agua y detergente.
  • Abrí la lata y volcá el contenido en un colador. Enjuagá el producto con bastante agua para deshacerte de los conservantes.

A la hora de tirar

  • Asegurate de que no queden puntas cortantes, la tapa que retiraste metela dentro de la lata.
  • Acordate de ponerla junto con los residuos de aluminio para ayudar al reciclaje.

Latas recicladas, buenas ideas

Reciclando

  • Una buena idea es reutilizar alguna de las latas con otros fines y con un poco de ingenio: nos pueden servir de:
    -portalápices
    -carameleras
    -mini tachitos de basura
    -para guardar las banditas elásticas o los clips en la oficina
    -Como alcancía de monedas
    – como dispenser de citas (ver foto ejemplo)
Autoría de la primer fotografía  Super Resinados
Autoría de la segunda fotografía Celia Cristina



Qué andás pensando? Te gustó el post? Contame

Un comentario en “Latas de conserva: desde que las compramos hasta que las tiramos