Tarde de galletas…


Luego de unos días de baile maternal (la niña estuvo medio pachucha), hoy finalmente la pequeña princesa recuperó su energía y me volvió el alma al cuerpo.

Para celebrar decidimos hacer nuestras famosas y apetitosas “galletas de avena” !!  Fue un trabajo en equipo,  y debo decir que salvo prender el horno… la próxima me parece que Aimé mezcla todo solita. Así de grande, inteligente y brillante está !!

Las galletas estuvieron listas en el preciso momento en que papá volvió de sus reuniones, así que fue un verdadero placer compartir la merienda casera en familia.

Te animo a hacerlas, realmente son muy sencillas y se hacen muy rápido. Si te animás podés hacer en cantidad para regalar o guardarlas en un frasco de vidrio una vez que estén frías. Nadie dijo que había que comerlas todas de una vez … ¿o sí?

Ah, y ahora que parece que el chocolate no engorda… allí tenés una linda opción : galletitas de avena con chips de choco!!!


Acerca de Cin

Sra d 40, aunque parezca d 30. Mi secreto: cocinar, reír fuerte, conectar y soñar despierta. Asesoro a emprendedores sobre redes sociales y blogging. Acá juego :-)

Qué andás pensando? Te gustó el post? Contame