¿Cómo organizar tu menú semanal? 10


 Fríos días por Baires. Aquí estoy a las 6 de la matina con los dedos que tipean como espasmos, tratando de alentarme con una taza de mate cocido con leche y una galleta de avena con sesamo, almendras y girasol.

Muy contenta con la convocatoria que está teniendo el concurso “Mi tesoro del día” , muy contenta por ser parte del post vintage de Alma Singer, muy contenta con la vida que me permite encontrarme con gente  talentosa, amorosa, emprendedora. Muy contenta y agradecida!!!!

Hoy quiero compartir un secreto de productividad y una liberación mental. No,  no te rías… cuando pongas en práctica este consejo vas a comprobar cómo tu estrés baja 1 cambio!

Cuántas veces te asaltó un “Qué comemos?” “¿Qué cocino?”. Para la mujer y el hombre del siglo XXI, con miles de ocupaciones y responsabilidades el tema de la comida puede volverse conflictivo.

Para algun@s abrir la heladera es similar a abrir el placard… entre tantas opciones simpre asalta el “no tengo nada, hay que comprar”. Al parecer mientras más tenemos, más nos cuesta decidirnos, más nos estresamos (leete > este artículo < no te vas a arrepentir!) y más consumimos. Conozco personas que compran y compran, siempre cocinan lo mismo y encima tiran un montón de comida vencida o estropeada.

En la cocina, como en la vida hay que aprender a elegir.

¿Cómo comprar lo necesario, cómo evitarse el repiqueteo diario del “qué cocino?”, “¿Cómo hacer participar a marido, amiga/o, hijo/a adolescente en la preparación de los alimentos?¿Cómo evitar el delivery forzoso?”… Muchas preguntas, una sola respuesta: Menú Semanal!

A partir de hoy este debe ser tu mantra: Menú semanal!! Menú semanal!! vamos, repetí conmigo en vos alta y con palmas Menú semanal! Menú semanal!! 

¿Cuánto te lleva? No más de 15 minutos (semanales!!!!)

¿Qué necesitás?  Un papel, una hoja (o un planner con onda), tu libro-blog de cocina favorito y una lista actualizada de lo que YA tenés en la despensa y/o heladera.

Tips

  • Sé creativa, no repitas los platos en 1 mes.
  • Lo ideal es hacer el menú el viernes o el sábado, así aprovechás de comprar todo lo necesario antes de que comience tu semana.
  • Variedad es salud. Tratá de incluir carnes, cereales, verduras, frutas, semillas, lacteos. Si estás a dieta o hay productos que no consumís investigá qué nutrientes tiene y reemplazalo por otro u otros productos que te lo aporten.
  • Si estás metida en una de esas locas dietas del repollo o la palta mágica, no obligues a toda la familia a seguirte. Tus hijos necesitan comer sano y variado.
  • Al preparar el menú tené en cuenta qué cosas pueden “sobrar” de los preparados e incluí opciones en que los aprovechen. Por ejemplo: si hago un pastel de papa y sobra el preparado de la carne (siempre sobra!) podés: incluirlo en una sopa de verduras, en una salsa a la bolognesa, en empanadas (agregandole aceitunas y huevo picado, o pasas de uva).
  • Tu nuevo mantra: “Nada se tira, todo se transforma”
  • Atención: la papa y la batata cocidas no quedan bien de un día para el otro, si vas a hacer sopa de verdura evitá la papa, la batata, la cebolla, la cebollita de verdeo y el puerro (o, sacalos de la sopa una vez preparada); incorporá apio, laurel, calabaza, zapallito, zanahoria, espinaca o acelga. Guardala siempre en la heladera y calentá sólo lo que vas a consumir.

Menú Modelo

Aquí comparto mi menú de esta semana.

Desayuno: una buena oportunidad de innovar y variar nuestras mañanas incorporando cereales, frutas, galletas caseras, saladitos. Cada día puede ser una opción distinta. Está bueno comenzar las jornadas con una nueva perspectiva.

En casa comemos de todo!!!!

Aclaración: de postre, salvo especificación, va fruta de estación.

LUNES:

Almuerzo: polenta con salsa (casera, obvio!) y queso.

Cena: Sopa de verdura con avena + flan c/dulce de leche

MARTES

Almuerzo: Pastel de papa con ensalada de tomate y espinaca.

Cena: Wrap de pollo con tomate, zanahoria, huevo picado, morrón asado y semillas de chia, mezclados con casancrem y un toque de salsa barbacoa. (adaptación de este plato) + sopa de verdura

MIERCOLES

Almuerzo: Guiso de Quinoa (adaptación de este plato)+ sopa de verduras

Cena: Tarta de calabaza con ensalada de zanahoria, remolacha, huevo duro y semillas de sesamo.

JUEVES

Almuerzo: Empanadas de carne y/o  empanadas de pollo (de acuerdo a las “sobras” del martes) + sopa de verdura y amaranto

Cena: Merluza a la siciliana con puré mixto (y casero, por favorrrr!!)

VIERNES

Almuerzo: Tarta de ricota, cebolla y queso + sopa crema (caserita) de arvejas

Cena: multi-tutti! (es decir… un poco de esto, un poco de aquello. Abrimos la heladera e inventamos sobre lo que quedó)

SÁBADO

Almuerzo: Mi amigo el freezer o Benditas sobras.

Cena: Arepas sorpresa!!!

 Vainillezc@s solidari@s

Y aquí viene un llamado a la solidaridad, si cada lector/a del blog compartiera la idea para 1 platillo (sí, leíste bien: un platillo!) creo que tendríamos para armar varios meses de Menú Semanal.

A demostrar sus dotes solidarias querida amiga y amigo!

Esperamos tus ideas 🙂


Acerca de Cin

Sra d 40, aunque parezca d 30. Mi secreto: cocinar, reír fuerte, conectar y soñar despierta. Asesoro a emprendedores sobre redes sociales y blogging. Acá juego :-)


Qué andás pensando? Te gustó el post? Contame

10 ideas sobre “¿Cómo organizar tu menú semanal?