[Desafío] Día 13: Bajar de peso sin pasar hambre


Bajar de peso o mantenernos en nuestro peso saludable no tiene por qué ser una tortura. Las dietas de hambre, las de pura proteína, las de la achicoria, la disociada… no son buenas en el tiempo.

Lo que nosotros buscamos es poder ir bajando de peso naturalmente y cuando alcancemos nuestro peso posible quedarnos con ese hábito de comer sano.

Cada una adaptará este desafío a sus gustos y necesidades. Si sos vegetariana, macrobiótica o vegana… seguí así. Si no lo sos, no te fuerces a algo porque está de moda. Cada cuerpo tiene sus necesidades y hay que saber escucharlas.

Si sos de las que prefieren matarse de hambre para bajar 2 kilos rápidamente, te recuerdo que eso funciona cuando sos jóven…  luego el cuerpo adopta el mecanismo de protegerse de la hambruna… y ahí sonaste! no bajás ni un gramo. Tu cuerpo no entiende que vos querés estar flaca, cree que te están matando de hambre y pone al metabolismo a invernar como los osos. ¿Viste a algún oso escuálido alguna vez? jajajaja

El truco es acelerar el metabolismo, y eso sólo se logra comiendo y haciendo ejercicios. Claro que comiendo hamburguesas y papas fritas no hay higado que aguante… así que probemos con comer sanito 😀

Otro de los malditos  sumapeso es la falta de sueño. Ya sea por insomnio o por estar hiperocupada, si no dormís bien terminás engordando por estrés físico. Sep, leíste bien: no dormir te hace engordar! Eso tampoco es para que te pases la vida como marmota, obvio: hay que encontrar el justo medio.

Acá te van 15  tips infalibles que te ayudarán a bajar de peso

  1. Comer porciones pequeñas
  2. Comer al menos 6 veces en el día (desayuno, snack saludable, almuerzo, merienda, snack saludable, cena)
  3. Comer por última vez en el día al menos 1 hora antes de irte a dormir.
  4. Tomar 1 vaso grande de agua tibia en ayunas.
  5. Reducir al mínimo harinas refinadas, dulces, bebidas azucaradas, grasas, embutidos, fritos,
  6. Desayunar potente, almorzar bien, cenar poco.
  7. Ponele una sonrisa a tu vida: no te quejes tanto, tratá de encontrarle el lado positivo a las cosas que te pasan. Dejá que la vida te sorprenda! Reite más y permitite disfrutar!
  8. Dormir 8 horas: Sueño relajado y profundo. Es el mayor quema grasas! Bajá los niveles de estrés y baja tu peso.
  9. Beber al menos 8 vasos grandes de agua al día. ¿No tenés sed? No te preocupes, hacelo “obligada” 2 días seguidos y vas a ver cómo tu cuerpo te lo pide a partir de allí. Sin agua las toxinas de tu cuerpo no pueden liberarse. Si no se liberan comienzan a interaccionar entre ellas y generar enfermedades.
  10. Respirar!! Muchos estados de ansiedad pueden calmarse respirando profundo en vez de manducando medialunas
  11.  Incorporar a tu alimentación super-alimentos (alimentos que te aporten grandes cantidades de vitaminas, minerales y oligoelementos y pocas calorías)
  12. Comer una manzana pequeña, media barrita de ceral o una taza de caldo desgrasado media hora antes de almorzar.
  13. Incorporar  alimentos gauchitos (alimentos que para ser digeridos necesitan más energías que las calorías que aportan)
  14. Respirar bien profundo, reír, bailar. La depresión es uno de los mala onda que nos hace ganar peso y perder ganas. No dejes que te domine. Si es orgánica, recurrí a un especialista… no sufras, encontrá una solución.
  15. Liberate! Hay naturalezas que tienden a guardar todo: cosas, emociones, pensamiento. Eso no es bueno. Tu cuerpo muchas veces refleja actitudes de vida. Probá dejando ir: emociones destructivas, pensamientos repetitivos, frustraciones, palabras nunca dichas, mentiras propias o ajenas.PLUS: Mové el esqueleto!! no sólo vas a quemar calorías, también vas a tonificar, mejorar tu circulación, tu estado de ánimo, vas a adquirir mayor flexibilidad en el cuerpo y en la mente. Un cuerpo que se mueve (sin sobre-exigirse, claro) es un cuerpo feliz. Y un cuerpo feliz nos pone de buen humor 🙂

Factores a tener en cuenta

Si sos vegetariana, vegana o macrobiótica: tené en cuenta de incluir alimentos que te aporten las suficientes proteinas, hierro, etc. Consultá con tu médico si necesitas suplementos dietarios (complejos de minerales y vitaminas)

Si tenés problemas de tiroides, sos insulino resistente o tenés un caso de estrés crónico…. o todo eso junto!! Te va a costar mucho más bajar de peso, pero tené fe. En cuanto le peguen con la medicación vas a descender de peso más rápidamente. Lo bueno: ya tenés formado un hábito y dificilmente vuelvas a engordar.

desafío… Día 14


Acerca de Cin

Sra d 40, aunque parezca d 30. Mi secreto: cocinar, reír fuerte, conectar y soñar despierta. Asesoro a emprendedores sobre redes sociales y blogging. Acá juego :-)

Qué andás pensando? Te gustó el post? Contame