[Desafío] Día 8: Misión piel


Lo confieso, no soy chica de muchas cremas, las necesarias.  Eso sí, adoro las opciones naturales. soy de las que se ponen lo que sobró de la palta en la cara o se embadurnan con aceite de oliva el pelo. Por eso me encantó este video donde explica todas las aplicaciones que puede tener la avena en el cuidado de la piel.

Vale, el video es larguiisimooo, pero vale la pena, te lo aseguro.

Podés resolver desde la limpieza diaria hasta la exfoliación y la máscara tonificante.

Lo bueno es que es super fácil de hacer, económico y natural.

Si se animan a probarlo, me cuentan qué tal les resulta?

 

Sabías que…

La avena es uno de los cereales más completos. Es rica en proteínas de alto valor biológico, hidrato de carbono, grasas y un gran número de vitaminas, minerales y oligoelementos. Si sufres de condición celíaca te sugiero buscar un nutricionista que pueda darte una dieta que pueda suplir los minerales, vitaminas y oligoelementos que no puedes adquirir a través de la avena, la cebada, el trigo y el centeno.

Proteínas:  Cuanto más elevado es el numero de aminoácidos esenciales presentes en un alimento, mayor es su valor biológico y la avena contiene seis de los ocho aminoácidos imprescindibles para la síntesis correcta de proteínas.

La combinación de la avena con diferentes alimentos vegetales, mejora aún más su proporción de aminoácidos, aproximándola a la ideal para el organismo.
Ejemplo: la adición de leche o soja complementan perfectamente la calidad de la proteína de la avena, con todos los aminoácidos necesarios para el organismo, en este sentido, la avena es superior a otros cereales como fuente de proteínas.

Lípidos:  La avena es el cereal con mayor porcentaje de grasa vegetal. El 65 % es de ácidos grasos insaturados y el 35% de ácido linoleico. Cien gramos de copos de avena cubren un tercio de nuestras necesidades diarias de ácidos grasos esenciales.

Hidratos de Carbono:  La avena contiene hidratos de carbono de absorción lenta y de fácil asimilación. Estos proporcionan energía durante mucho tiempo después de haber sido absorbidos por el aparato digestivo, evitando la sensación de fatiga y desmayo que experimenta cuando el cuerpo reclama glucosa de nuevo (hipoglucemia).

Vitaminas, minerales y oligoelementos:  La avena contiene estos elementos en concentraciones óptimas, tanto para curar como para prevenir.

100 g de avena contienen: 5mg. de sodio, 400mg. de potasio, 70mg. de calcio, 430mg. de fósforo, 140mg. de magnesio, 4mg. de hierro, 0,47mg. de cobre, 4mg. de cinc, 0,56mg. de vitamina B1, 0,15mg. de vitamina B2, 1mg. de vitamina B3 y 0,16mg. de vitamina B6. También 1,1mg. de vitamina E.

Fibra:  Además de estos componentes esenciales, la avena contiene otros elementos no tan importantes desde el punto de vista nutritivo, pero necesarios para el buen funcionamiento intestinal.

Se trata de sustancias insolubles que, ingeridas con la alimentación, no se absorben en el intestino. Sin embargo, estas sustancias resultan de una extraordinaria importancia para la buena digestión. Es lo que normalmente conocemos como ‘fibra’. Las fibras vegetales aumentan el contenido del intestino, con lo cual ayuda a prevenir como a eliminar el estreñimiento.

Fuente de energía:  Otra de las características reconocidas de la avena es su valor como fuente de energía y vitalidad. Eso hace que sea el alimento ideal para quienes desean aumentar su capacidad energética: los estudiantes, las personas que se encuentran abatidas, sin fuerzas, con permanente sensación de sueño, sin ilusión o con stress permanente.

desafío … Día 9

 

Fuente: Zonadiet.com


Acerca de Cin

Sra d 40, aunque parezca d 30. Mi secreto: cocinar, reír fuerte, conectar y soñar despierta. Asesoro a emprendedores sobre redes sociales y blogging. Acá juego :-)

Qué andás pensando? Te gustó el post? Contame