La vuelta al cole… oh yeah!


Esta es la semana visagra!

Esta es la semana de inicio de clases (será?) la semana en que los niños se calzan su pintorcito, su guardapolvo blanco o uniforme impecable, estrenan cuadernos y lápices, pasean con zapatos lustrosos o limpísimas zapatillas por los patios y aulas de una escuela que estaba con ansias de recibirlos. Porque, aunque sean los guardapolvos del año pasado, o los zapatos del primo los chicos viven cada inicio de clase como un nuevo comienzo. Con el mismo entusiasmo con el que nosotros comenzamos un nuevo año, o un nuevo trabajo, o un emprendimiento. Con esa frescura, esa esperanza, ese olorcito a nuevo y a posiblidad.

Se, porque además de mamá soy docente, que los maestros han estado preparando con amor esa vuelta a clases: algunos pintando, otros decorando, volviendo una fiesta de colores los lugares comunes, para que los chicos no sientan que pierden el carnaval… sino que ese carnaval de murgas y bombuchas se convierte en una explosión colorida de saberes y relaciones poderosas. Un aprender que va más allá de los libros y que, de alguna manera, los forma para la vida.

Ojo con las gotas que derraman el vaso

Son tiempos de reacomodamientos, de duelos por el tiempo libre, de ansiedad por el reencuentro. Para algunas mamis es un alivio volver a la rutina, para otras no tanto. Lo cierto es que durante las próximas semanas hay que

  • Respirar más profundo y tomarse las cosas con calma.
  • No nos llenemos de pendientes innecesarios, dejemos lugar para la contención y el acompañamiento.
  • No pretendamos hacer en 2 días lo que no hicimos durante todas las vacaciones.
  • Aprovechemos estas semanas para cultivar rutinas saludables: compartir los desayunos y/o los almuerzos, charlar con los chicos camino a la escuela, escucharlos más, incluir viandas con menos grasa y azúcar, conservar los hábitos del verano que nos hacían felices: jugar juntos, tirarnos al sol, practicar deportes, andar en bici.
  • Ayudemos a nuestros hijos a sentirse contenidos… ellos estarán nerviosos, ansiosos y lo mostrarán en su conducta. Tratemos de no engancharnos con las formas y comprendamos que en muchos casos la “procesión va por dentro”. Demos más abrazos y pongamos menos exigencias vacías. Escuchemos más, preguntemos más… rezonguemos menos!

Ser mamá productiva

Esta semana visagra es genial para ser creativas, para intentar adaptar ciertas cosas que descubrimos que nos hacían felices durante las vacaciones e incorporarlas en nuestras rutinas diarias.

Si tenés ganas de comenzar este ciclo más organizada te invito a que conozcas los planners de Bling! ilustrados por Seelvana y diseñados por mua… una verdadera varita mágica para organizarte y potenciar este año.

Si te sentís perdida o complicada, si estás segura que vas a necesitar una dosis semanal de motivación, ideas y -sobre todo- contención, entonces te recomiendo mi programa 52 semanas: Productiva y Feliz. Es increíble todo lo que podés lograr invirtiendo lo que te sale 1 caramelo por día 😀

Mucha suerte en estas semanas,  qué lindos son los desafíos para sentir que estamos vivas!!


Acerca de Cin

Sra d 40, aunque parezca d 30. Mi secreto: cocinar, reír fuerte, conectar y soñar despierta. Asesoro a emprendedores sobre redes sociales y blogging. Acá juego :-)

Qué andás pensando? Te gustó el post? Contame