Dominarás tu TOC


toc

Creo que no estoy sola cuando digo que hay cosas pavas que me corren de eje. Por ejemplo: las sillas desacomodadas, los almohadones aplastados y los platos sucios o las manchas en el piso. Piuffff!

Hay cosas más grosas, claro: como la injusticia, la mentira, el desagradecimiento, los chismes  y las demandas esquizofrénicas… pero bueno, me concentro en lo que depende de mi: dominar mis TOCs cotidianos.

No te rías, pero irme a dormir con las sillas sin acomodar (y dormir como un angelito, claro) es un logro personal que celebro como si me hubiera ganado un Nóbel! jajajaajajjaja. Ahora lo cuento porque ya mejoré bastante, no sin esfuerzo, debo decir. Por eso me embola los que siempre se quejan y lloran por todo: si pusieran esa misma energía en dominar sus TOCs  serían más felices. Lo se!! Estuve allí y me pudrí de sufrir al pedo. Es cuestión de sacudirse la comodidad y abrazar la posibilidad. Te juro que con eso ya tenés la mitad del camino hecho.

Abrí la puerta del horno y salí de ahí. ¡Vos podés!

¿Tenés TOCs? ¿Cómo lidiás con ellos?


Acerca de Cin

Sra d 40, aunque parezca d 30. Mi secreto: cocinar, reír fuerte, conectar y soñar despierta. Asesoro a emprendedores sobre redes sociales y blogging. Acá juego :-)

Qué andás pensando? Te gustó el post? Contame