¡A la orden mi Capitán! 2


capitan

En el verano nos enganchamos mirando una serie española en Netflix. La verdad es que hacía mil que no veía ninguna serie española, uno tiene esos preconceptos pavotes.

Me sorprendí gratamente. Y a raíz de “El Barco” me  terminé enganchando en otras series copadas (ya les iré contando). ¡Aguante Netflix! (allí encuentran la serie entera, con sus 3 temporadas)

“El barco”

¡Me fascinó!

Una historia que tiene de todo: suspenso, aventura, romance, comedia, ternura. Me gustó muchísimo la construcción de los personajes, obviamente hay algunos que rockean más que otros, pero en conjunto es una serie que recomiendo.

Es ficción. Y hago esta aclaración porque algunos anduvieron preguntando de dónde seguían saliendo las Coca Colas y las medialunas  si el mundo había desaparecido. Bue… uno debería hacer la vista gorda a esas licencias mercantilistas y concentrarse en lo importante.

Y lo importante es la historia.

Tremenda historia que se va gestando alrededor de este viaje épico por el fin del mundo. Con aventuras increíbles al mejor estilo “Simbad, el marino”.

Para las románticas hay historias de amor y desamor (muchas y variadas), también suspenso, acción… y comedia! Ideal para ver con marido/novio/amigo sin que se pegue un embole.

El barco no es como las series yankis que duran 45 minutos.

Nop.

Te aviso porque las maratones del Barco pueden terminar con mareos jajajajajajaj.

Para mi, la tercer temporada la rompe! Por Dios ¡Qué adrenalina!

De todos los personajes me guardo en la memoria y en mi corazón a Burbuja/Roberto, Salomé, Julián y Piti. No quiero spoilear nada porque, si bien es una serie “vieja”, en latinoamerica recién la estamos descubriendo.

Me muerdo los labios y sigo (ahhhh y aviso que el video que cuelgo más abajo puede contener varios spoilers, al igual que este link)

 

El destino llama a tu puerta

Nos enamoramos de Burbuja. [¡Qué actorazo sos Iván Massagué!]

En una entrevista Iván cuenta que iba a hacer algunas escenas en el primer y segundo capítulo… pero al final se terminó robando la serie, como un pirata. ¡Eso es el destino ( y el talento, obvio)! Cuando tiene que ser, es.

Este Sr. actor se supera a sí mismo en cada temporada. En casa algunas escenas terminaban con un efusivo: “Qué hijo de p….!”  (pero en el buen sentido, eh! tipo: “este arquero se ataja todos los penales”) jajajajajaja.

Por acá votamos y alentamos un Spin-off de Roberto… a ver Netflix si te ponés las pilas para producirlo. (mirá si somos Trending topic algún día!)

Queremos el spin-off de Roberto @chidolula #elbarco
@NetflixLAT @Antena3com #netflixeando
 (Tuitealo!!)

 

Y queremos conocer más del Iván… ¡chef! (a ver si lo convencemos de compartirnos sus secretos culinarios por aquí, JA!) Miren sino (no babeen la pantalla porfi):

Impros..!

A photo posted by Ivan Massagué (@ivan_massague) on

 

Bue, volvemos del momento disruptivo culinario directo a la serie y a sus enseñanzas. Porque sí, todo enseña… hasta las series fantásticas.

Un presente, muy presente

 

“¿Qué harías si tuvieras todo el tiempo de este mundo
y no importara ni el pasado ni el futuro?”

 

Para mí, y más allá de la ficción, “El barco” es una metáfora sobre las situaciones límite y cómo estas nos acercan o nos alejan. Cómo sacan a relucir lo que llevamos dentro: lo bueno y lo malo, el ánima y el ánimus y algunos de los arquetipos jugnianos se proyectan en los personajes… es un juego muy apasionante, porque nadie es demasiado malo o demasiado bueno.

Te arrebataron el pasado, te arrebataron el futuro … ¿Qué hacés con tu presente? ¿Qué hacés con lo que tenés, con lo que sos?

Lo que termina importando es la amistad, el amor, las relaciones que supimos construir. Lo demás es supervivencia.

Luchar por lo que uno cree, intentar comprender el punto de vista del otro. También nos hace reflexionar sobre la apariencia de las cosas y cómo estas difieren a veces de la realidad. Creo que como tema central es la urgencia de la necesidad de una ética más allá de la cátedra. Una responsabilidad social científica, empresarial… humana.

“El Barco” es un muestrario de las emociones humanas y las luchas interiores. Es un llamado a la cordura para que los intereses individuales se desvanezcan a la luz del bien común. La “prueba” que las soberbias y razones egoístas solo traen dolor. Dolor propio y dolor ajeno.

Que el corazón sin mente es tonto, y la mente sin corazón puede ser cruel. Que no importa quienes fuimos, sino quienes somos. Y que a la larga… el fin no justifica los medios, nunca!

Bastante budista si lo analizas.

 

Leven anclas!

Aquí los dejo con Roberto y Burbuja (Iván Massagué ²) que les cuenta de qué va esto. ¡Que lo disfruten! 🙂

Safari

 


Acerca de Cin

Sra d 40, aunque parezca d 30. Mi secreto: cocinar, reír fuerte, conectar y soñar despierta. Asesoro a emprendedores sobre redes sociales y blogging. Acá juego :-)


Qué andás pensando? Te gustó el post? Contame

2 ideas sobre “¡A la orden mi Capitán!

  • Manu Vega

    Amé “EL BARCO”, me vi las 3 temporadas en 15 días!… fue mi cable al relax en los días previos a ser mamá! maratón maratón! No paraba!!!! Burbuja, Sr. Actor! Increíble laburo!!! Y claro, al igual que tu… luego a buscar más sobre el… actorazo! Disfrutable de principio a fin!

    • Cin Autor

      Woooww!! Lo tuyo fue maratónico jajajaja y que grande Manu!!! Viniendo de vos, gran actriz y productora teatral… un súper elogio! La próxima GRAN actuación de don Iván creo que será en Cerca de tu Casa que estrena en octubre, creo. Un temazo! Te va a encantar.