Un desayuno para enamorarse 4


desayunosenamoran

Hay un tiempito que Marina (la creadora de Solo para mí) predica “Poné linda tu mesa, ponete feliz” (miren sino estas bellezas). Adoré el concepto y, obviamente, las preciosas imágenes que acompañan esta cruzada.

A veces la rutina te opaca la creatividad. Le das al mantelito de plástico porque se limpia fácil y nunca se arruga, el mug de café con leche y la galletita de agua o de arroz y chau. Un eterno Zzzzzzzzzz estético, un soberano aburrimiento.

Me resisto morir de mediocridad. Así que aquí seguimos en esa maravillosa onda verde bella y le ponemos estilo picnic a los desayunos.

IMG_2930

Este mantel lo AMO! en realidad es una simple tela cuadriculada gigante con dobladillo… pero me da sensación de picnic y por eso la tengo siempre a mano limpita y planchada.

No se necesitan muchas cosas para ponerle glamour a una mesa. Tener a mano platos de todos los barrios, esos que heredaste de la abuela, la tía o la vecina. Un ramo de florcitas (o alguna flor) del balcón, o una maceta pequeña de suculentas, una vela, unos indicadores de posición originales (estos son made in hija)  y OBVIO: unos despliegues de comida jajajaa.

No tienen que ser grandes producciones culinarias, por ejemplo en este desayuno no tenía horno (que para mí es como decirte que a un jugador de fútbol le cortás las piernas :-/ ) así que salieron: sandwichitos de pan lactal (me gusta sin corteza) untado con manteca, de jamón y queso (cortados en triangulitos y, #SuperTip: en vez de doblar el fiambre al medio, colocalo como si fuera una tela, con pliegues… además de más vistosos los sandwiches te quedan más sabrosos), tostadas, huevos revueltos (con una cucharadita de tomillo quedan fantásticos), fruta. Ah! y también van bien arepas. Listo! Apetitoso, simple, pero bello.

lovemorning

Se me ocurren mil ideas de licuados o jugos, mate en vez de café con leche, un rico blend… las combinaciones son infinitas.

No vengas con la excusa: “no tengo tiempo”. Todos andamos a mil y con un millón de obligaciones. El asunto es cómo invertís tu tiempo.

¿Realmente no valés más de 5 minutos para desayunar?

Yo creo que 15 minutos o un poquito más se pueden negociar. No más de eso tardás en hacerte unas tostadas, pelar una fruta y preparar la mesa (y levantarla). Si estás en familia todos se van a sumar a ayudar a tener un desayuno especial!

Comenzar el día así te llena de buena energía y te cambia el humor.

Lo vales!

Ahhh y hoy abre al público la Feria Puro Diseño, una lindísima “excusa” para ir a conseguir objetos preciosos para poner linda tu mesa.


Acerca de Cin

Sra d 40, aunque parezca d 30. Mi secreto: cocinar, reír fuerte, conectar y soñar despierta. Asesoro a emprendedores sobre redes sociales y blogging. Acá juego :-)


Qué andás pensando? Te gustó el post? Contame

4 ideas sobre “Un desayuno para enamorarse