RECETA: El sueño de las donas


donas

La dona tenía un sueño: quería ser ligera, esponjosa y sabrosa. Quería que suspiraran por ella. Y qué quieren que les diga, con esta receta que les paso hoy creo que su sueño se hizo realidad!!!!

Es una receta muy sencilla, pero lleva mimo, no se hace de un momento para el otro. Usa horno.

Vamos a necesitar

ingredientesparadona [a que no saben quién me preparó todos los ingredientes y me los dejó así, ordenaditos?? Ayyyy si, adivinaron!!]

  • 3 tazas de harina 0000
  • 1/2 taza de azucar
  • 2 cditas de canela
  • 2 cditas de esencia de vainilla
  • 1 huevo
  • 110 gr de manteca a temperatura ambiente
  • 1 taza de leche tibia
  • 1 ralladura de naranja
  • 50 gr de levadura fresca
  • 1 cdita de sal
  • Ah… y una playlist que haga que nuestras donas salgan inspiradas 🙂

Procedimiento

1ro vamos a activar la levadura:

La levadura química (que viene en sobrecito) es más inmediata, pero a mi me gusta demorarme en la cocina, sentir que de verdad hago magia. Tampoco son mil horas, 10 minutos serán suficientes para que te sientas que tu encantamiento logró hacerla levitar.

Es muy sencillo: primero vamos a desgranar el pancito de levadura (recordá tenerlo bien refrigerado) dentro de un bol, agregamos una cdita de azucar y 1/2 taza de agua a 90% (es importante q el agua no esté ni más caliente ni más fría), revolvemos hasta que queda un liquido homogéneo. Tapamos con repasador y reservamos en un lugarcito de la cocina donde no haya corriente de aire. En unos 10 min volvemos y vamos a encontrar que la preparación duplicó su tamaño y está como esponjocita. Hemos triunfado!

Mientras tanto, en algún lugar de la cocina…

Mientras esperamos que nuestra magia surta efecto aprovechamos para  batir el huevo con el azúcar, le agregamos la esencia de vainilla, la sal, la ralladura de la naranja, la leche tibia y, cuando esté lista, nuestra levadura activada. Batimos enérgicamente hasta que la preparación queda homogénea.

Recién entonces agregamos 2 tazas de la harina tamizada (reservamos 1) y vamos batiendo integrandola a la mezcla. Agregamos entonces la manteca a temperatura ambiente cortada en trocitos y seguimos mezclando hasta que notamos que los trocitos de manteca casi ni se ven, entonces… el resto de la harina.

leudar1

Tapamos el bol con un repasador gruesito y lo ponemos en un rincón de la cocina donde no haya corriente de aire. Así, aproximadamente media hora. Sacamos la masa que queda bastante chiclosa y la amasamos un poco sobre la mesada previamente enharinada.

amasarColocá más harina hasta que no sea un menjunje sino una masa más o menos elástica. Yo no le di con todo,  fui más de acariciarla… que se yo. Bue, como me salieron ricas te sugiero lo mismo. De vuelta al bol, repasador tapando, una hora más de reposo.

leudar

Yo tengo este moldecito divino para donas, que enmantequé antes de rellenarlo. Si no tenés, entonces amasá un poco más, estiralo con el palo de amasar, déjala gruesita, unos 3 o 4 cm y usa dos cortantes o un vaso y alguna tapita más pequeña para el agujerito del medio. Colocalos en una placa enmantecada.

Tanto si lo haces de una manera o de la otra tapá el molde con un repasador y déjalo leudar una media hora más.

Unos 15 minutos antes de meterlas al horno préndelo y déjalo a temperatura media.

La clave es que no te queden morochas, cuando ves que apenas tomaron un calorcito sacalas. Se hacen muy rápido: 5 o 7 minutos.

cobertura

Y luego decoralas como más te guste.

Yo usé manteca derretida, azúcar, canela, pimentón dulce y un toque de pimienta de Jamaica.

parachuparselosdedos

También podés hacerla con chocolate derretido, glasearlas.

El sueño de la dona era ser liviana y arrancar suspiros… ahora vos soñá cómo queres celebrarla .

textura


Acerca de Cin

Sra d 40, aunque parezca d 30. Mi secreto: cocinar, reír fuerte, conectar y soñar despierta. Asesoro a emprendedores sobre redes sociales y blogging. Acá juego :-)

Qué andás pensando? Te gustó el post? Contame