Acerca de mí


Hello there!!

 

Mi nombre es Cin

Aún conservo un cassete de cuando a los 4 años horneaba galletitas  junto a mi mamá. Cosa rara escucharme hablando, ahora que tengo una hija de 7 que tiene la voz parecida y la misma inclinación por la cocina. Un verdadero placer! Algún día me decidiré a pasar la grabación a mp3 y entonces se las comparto.

Amores brujos

Cuando era chica tenía tres amores: la docencia, la cocina y el orden. Seguidos por pasiones varias como la filosofía, la música, el arte, la literatura, la fotografía y la escritura.  De toda esta mezcla extraña horneada con mucha pasión surge este blog 🙂

Amo el talento.  Amo el sonido que producen las palabras cuando se pronuncian con convicción y el hecho de que las ideas no pueden matarse. Nadie puede negarnos el derecho de pensar, ni debería arrebatarnos el derecho de sentir.

Creo en el amor.

Creo en la perfectibilidad del ser humano y me entusiasma saber que hoy siempre va a ser mejor que ayer. Creo que lo imposible solo lleva un poco más de tiempo. Creo que todos tenemos el germen de la muchosidad esperando despertar para hacernos alcanzar la cima de quienes somos en realidad.

Amar, soñar, escribir, organizar, escuchar, mirar, sentir, hablar, intuir, son algunas de mis actividades favoritas.

Mi actividad principal es la educación. Soy escritora, entrenadora de emprendedoras, arquitecta de instantes felices y motivadora empedernida… {Blingueate!}

Mi Top 10 culinario

El orden es completamente arbitrario

  • Helado de sambayón
  • Cualquier plato hecho por alguien que me ame.
  • Asado de tira (o cualquiera que se raspe el huesito, tengo alma de perro jaja)
  • Ceviche y salmón
  • Puré de Berenjenas ahumadas
  • Galletitas (de las hechas en casa)
  • Marquise de chocolate
  • Milanesas bien crocantes y especiadas
  • Capucchino a la Veneciana
  • Postre Reina

Los caminos que se bifurcan (o no tanto)

Puedo ser muy verborrágica o parca al extremo, depende de cómo me agarres.
Puedo ser adorable o ponerte cara de poker, depende de cómo me caigas.
Puedo quedarme 30 minutos mirando el cielo, solo mirando el cielo, o hacer 3 cosas a la vez.
Puedo tener plena conciencia o estar en la luna de Valencia.
Puedo tener alas, pero siempre tendré raíces.

Enamoradiza o pragmática.
Organizada o caótica.
Musical o silenciosa.
Simple o compleja.
Pero siempre, siempre, siempre amante de la vida, de los viajes (físicos y mentales) y de la siesta.

Parezco muchas, pero en esencia sigo siendo siempre, siempre, yo.

Ahora encontré un lugar en el que sacar a retozar mi costado menos serio, menos adorable (a veces), más creativo, más del día a día… porque después de todo estamos hechos de todos los instantes y cosificarnos es igual de terrible que dejar que nos cosifiquen los demás.

A la gente le cuesta definirme. Me aplaudo por eso: odio las etiquetas.

Con este blog vengo a patear un poco el tablero y tender puentes.

Nací contradictoria y moriré contradictoria. Veremos que nos depara el destino blogueril.

Proyectos que me ocupan

Efecto Bling! | El hogar de las emprendedoras multitasking

Plenitud | Cambiar el mundo, amando

TuRemanso | Haciendo foco en lo esencial

 

Mi yo ilustrado es obra de la genial Naty Sabransky de Mamá Ilustrada